viernes, 24 de julio de 2015

El Gobierno autoriza hoy a los empleados públicos de baja médica a aplazar sus vacaciones, tras un ultimátum de la UE



LOGO2ok
CSIF reclamará la próxima semana los moscosos y días de antigüedad pendientes, que no incluye la ‘reforma express’ aprobada hoy 

El Gobierno aprobó hoy ‘in extremis’ una resolución que autoriza a los empleados públicos que se encuentren en baja médica, permiso de maternidad o paternidad a aplazar sus vacaciones y disfrutarlas una vez concluya esta situación, según consta en una disposición que publica el Boletín Oficial del Estado.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, recuerda que esta decisión se produce después de que la Comisión Europea diera un ultimátum a España para que respete el derecho de los trabajadores de las administraciones a disfrutar de sus vacaciones en esta situación, o en su caso a abonarlas.
El Gobierno se ha visto obligado a publicar esta resolución coincidiendo con el periodo estival y antes de que concluya el mes de julio, uno de los meses tradicionales de vacaciones.

La resolución aprobada hoy también incluye el día adicional de permiso que ya fue reconocido el año pasado por el Ministerio de Hacienda, por lo que hasta extremo, no hay ninguna novedad en la situación de los empleados públicos.

En este sentido, CSIF exigirá al Gobierno la próxima semana que devuelva los moscosos y días libres adicionales por antigüedad que les fueron arrebatados en 2012, como consecuencia de los recortes.

Salarios y oferta pública de empleo

Sindicatos y Gobierno afrontamos la próxima semana la recta final de las negociaciones abiertas por el Ministerio de Hacienda, antes de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado.

Hasta hoy, no se ha producido ningún avance significativo y CSIF sigue exigiendo una propuesta concreta al Gobierno sobre retribuciones, con una compensación digna por los esfuerzos realizados durante la crisis, así como en materia de oferta de empleo público.

Sobre este último punto, los datos de la EPA pusieron ayer en evidencia que las administraciones públicas se quedan al margen de la creación de empleo generalizada y se frena (-400) el tímido crecimiento que se empezó a experimentar desde el cuarto trimestre de 2013.

Según la EPA, el número de ocupados se sitúa en 2.956.300 y las plantillas de la administración arrastran un déficit de347.300 puestos de trabajo perdidos desde finales de 2011, cuando empezó la sangría en nuestras administraciones públicas como consecuencia de los ajustes del Gobierno.

Además, a lo largo de los dos últimos años, la tasa de temporalidad en la administración se ha disparado hasta alcanzar el 21,5 por ciento, con 637.600 trabajadores temporales, mientras que hace dos años esta cifra se situaba en 564.500. 

Teniendo en cuenta estos datos, CSIF exige que se ponga fin a la tasa de reposición y se apruebe una oferta pública generalizada con el menos el cien por cien de las plazas del personal que se jubile y el refuerzo de aquellos ámbitos (educación, sanidad, seguridad social, servicios de empleo, entre otros) en los que exista déficit de personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario